Mensajes en la categoría Trekking

Trekking: Informe anti estres… caminando desde El Durazno hasta Loma Bola

El objetivo que planteaba la invitación al trekking era olvidarnos del estrés acumulado del 2009. ¿Cómo llegamos a ese objetivo?

Todo comenzó el sábado a las 6:30am (que siempre se estira un poquito) cuando partimos desde el Paseo Sobremonte hacia El Durazno (Calamuchita). En el camino hicimos una parada en una estación de servicio para cargar combustible a nuestro cuerpo con cafecito, golosinas, etc., ya que el primer día nos esperaba una subida de 1000 m y 1300 m de bajada el segundo día, con una distancia total de casi 40 km. En fin…. llegamos a nuestro punto de partida, la base de las altas cumbres, e iniciamos nuestro recorrido alrededor de las 10:30 a.m. aproximadamente, con mucho ánimo y entusiasmo.

Comenzamos con un paisaje muy árido que luego fue trasformándose cuando el contacto con la naturaleza comenzó a ser mas directo, descubriendo un lugar realmente agreste lleno de verdes árboles, rocas, vida espectacular y esa música que nos brinda la naturaleza que limpia nuestros oídos perturbados por el ruido de la cuidad. Apenas pasado el medio día y  antes de llegar a Cerro Blanco, paramos a almorzar. Esa instancia nos permitió charlar y conocernos más. Panza llena corazón contento… continuamos subiendo. En el camino tuvimos muchos compañeros bovinos, burros y caballos que no tuvieron inconveniente de posar para las fotos.

Después de muchas paradas para hidratarnos y cargarnos de energía, nos aproximamos a un puesto serrano donde pretendíamos acampar, pero con la generosidad del cuidador de esa propiedad pudimos refugiarnos en ese lugar, tener agua y no salir a buscarla; y la gran parte del plantel del grupo, "las mujeres" (aclaro para los que no saben) nos vimos beneficiadas con el baño. Llegamos y sin pensarlo dejamos nuestras mochilas y algunos comenzaron a preparar las carpas y la comilona. Caía la noche y entre mates y anécdotas se hizo la hora de cenar. Cenamos una comida suculenta y nos fuimos a dormir.

Al día siguiente tempanito desayunamos y partimos rumbeando de vuelta hacia  Loma Bola. Esta ultima travesía ya planteaba un poco de dificultad para bajar, que con precaución no hubo inconvenientes. El descenso se hizo largo pero todos contentos por el regalo de la naturaleza y del disfrute en grupo. No podemos dejar de lado las risas y anécdotas donde todos nos prendíamos sin titubear, además de los resbalones por los yuyos y piedritas, que si no hubiésemos llevado palos y bastones habríamos llegado más rápido pero hechos pomada. También el sol dejó marcas de recuerdo en mucho de nosotros, y nuestros pulmones  se inflaron de aire puro.

Mas allá del lugar, que es muy lindo y de que nos acompañó un buen clima, fue muy importante que estuviese presente el sentimiento innato de compañerismo, ya que de otra manera se hubiese hecho difícil la travesía. Llegamos a un arroyito y cargamos agua para el último tramo. Llegamos por fin a la trafic y, cansados de la jornada fuimos a celebrar la excursión con comilona y bebidas abundantes!!!!

MUCHAS VECES TENEMOS TAN INCORPORADO EL TIEMPO, QUE NOS LIMITA, NOS DESGASTA Y NOS EXIGE QUE VIVAMOS ACELERADOS PARA TRATAR DE LLEGAR JUSTO A TIEMPO A TODAS NUESTRAS RESPONSABILIDADES, QUE NO NOS DETENEMOS UN INSTANTE A PENSAR EL VERDADERO ESFUERZO QUE NOS LLEVA CUMPLIR CON NUESTRAS COSAS; Y CUANDO LLEGAMOS A NUESTROS HOGARES SEGUIMOS PENSANDO QUE SOMOS UNA MAQINA QUE NUNCA PARA, QUE TODAVIA NOS QUEDA UNA PILA DE TAREAS A REALIZAR; NOS LAMENTAMOS PENSANDO EN LO QUE VENDRÁ Y NO DISFRUTAMOS EL DÍA A DÍA.

EN UNA DE ESAS, DOS DIAS NO PUEDEN REPARA TODA UNA CARGA DE UN AÑO A PURO MOVIMIENTO, PERO CREO QUE MUCHOS DE NOSOTROS EN ESTE VIAJE LO VIVIMOS COMO UN PRESENTE A PURO SENTIMIENTO; SIN VIVIR AL COMPAS DEL MINUTERO Y PERDIENDO AL FIN LA NOCIÓN DEL TIEMPO…

…………………………………………………..

Gracias, LUCIANA LACUNZA, por compartir estas vivencias con tan buena onda… y eso que fue tu primer trek con el CAC! …y para hacer más duradero el efecto, los facultativos recomiendan REPETIR LA RECETA!

PRÓXIMAMENTE. FOTOS!!!

TREKKING: El numero ideal para subir al Negrito en Tucuman. FOTOS!

Aprovechando el fin  de semana largo de octubre, pusimos rumbo a Tucumán con el objetivo de ascender el Cerro Negrito (20km al norte de Tafí del Valle), que con sus 4600 msnm, nos ofrecía un reto interesante, sobre todo para aquellos que nunca habíamos estado en altura.

  13 emprendimos esta aventura, y 13 logramos hacer cumbre. Cualquiera pensaría que en esto radicó el éxito del viaje… y estaría equivocado. No porque no fuera exitoso (que lo fue, y mucho), sino porque los que realizamos esta actividad sabemos que el éxito de una salida se mide por las experiencias compartidas como grupo, por el grado de integración y compañerismo que se logra. Y en ese sentido, el viaje fue realmente un triunfo.   

  Luego de viajar durante la noche del viernes, a las 9am estábamos en el punto de partida, a unos 15 km al norte del Tafí del Valle.  El camino que nos esperaba no era particularmente difícil, el terreno era firme, sin demasiada inclinación, y debíamos remontar unos 1500 metros en 2 jornadas. El verdadero reto era la altura. Hacia pocas horas habíamos estado a 400 msnm,  ahora nuestra marcha empezaba a 3000, y al hacer cumbre habríamos sobrepasado los 4500… Otra dificultad podía ser el clima, porque si bien despuntaba un día que prometía ser ideal, según el pronóstico había probabilidad de lluvia para el domingo.    Comenzamos a caminar y mantuvimos un buen ritmo durante toda la mañana. En el camino encontramos primero unos círculos de piedra, mudo testimonio de la cultura Tafí, que habitó esos parajes; y luego, cruzamos un puesto de cría, donde nuestro guía no tardó en decidirse a encargar un par de cabritos para traer a Córdoba.   

  Apenas pasado el mediodía llegamos al lugar donde  estaba previsto que acampemos. Allí almorzamos, y como habíamos llegado antes de lo previsto, y el ánimo del grupo lo permitió, decidimos seguir avanzando y buscar un el segundo punto de acampe, de manera de acortar la distancia del 2º día y poder ir más holgados.    Sin embargo, poco después de partir, los efectos de la altura empezaron a hacerse sentir, los dolores de cabeza, el estomago revuelto, la falta de aire…  Uno a uno fuimos “cayendo”, en mayor  o menor grado, de manera que tuvimos que realizar pausas más frecuentes.      Allí empezó a hacerse presente el sentimiento de compañerismo que siempre acompaña las salidas del club. Ese apoyo mutuo, en que todo el grupo esta atento del estado de cada uno, y hace todo lo posible por ayudarlo ante cualquier problema. Aún después de varias salidas, no dejo de asombrarme al sentir esa contención, donde uno no tiene que afrontar los dificultades solo, y hay una docena de personas (algunas prácticamente desconocidos) dispuestas a darte una mano. Quizás sea por el contraste con la vida en la ciudad, donde parece que cada uno empuja para su lado…  

  Finalmente, a eso de las 3.30 desistimos de llegar a donde queríamos, y paramos en una explanada a armar campamento. Si bien tenía un sector bastante liso, el espacio no era suficiente para colocar las 6 carpas cómodamente. Nos adaptamos como pudimos, y nos dispusimos a descansar y permitir que el cuerpo se aclimatara, para encarar sin problemas el ascenso del día siguiente. Al caer el sol, los que quisieron se prepararon la cena. Los que no estábamos del todo recuperados, decidimos pasar de largo sin comer.  A pesar del fuerte viento y la inclinación de la carpa, el cansancio pudo mas y logramos dormir bien esa noche.  La mañana del domingo nos recibió con bastante frío, que se evidenciaba por la presencia de varias estalactitas que aparecieron a la orilla del arroyo que nos acompañaba. También nos sorprendió con un colchón de nubes unos cientos de metros debajo de donde nos encontrábamos, que tapaban todo el valle y la quebrada por la que habíamos llegado.  

  Partimos temprano hacia el Negrito, teníamos toda la jornada, así que íbamos con paso tranquilo. En el camino encontramos a un tucumano, Mario, que perseguía el mismo objetivo que nosotros, pero por otro camino, así que lo reencontramos en la cumbre.  A medida que ascendíamos, el viento se hacia sentir más fuerte, y con él, también el frío. Bien abrigados, mantuvimos paso parejo. Hacia el mediodía, llegamos a una pampita que nos permitió ver por primera vez nuestro destino. Cuánto faltaba aún! El último tramo fue duro, la falta de oxígeno se hacía notar… pero luego del último esfuercito, llegamos a la cumbre!! El viento era fuertísimo, y el ruido que hacían las antenas allí instaladas era ensordecedor. Pero poco nos importaba, habíamos llegado. La vista era fantástica, y el manto de nubes que nos rodeaba hacía parecer que estábamos en una isla que se levantaba de un mar blanco.  

Permanecimos poco tiempo en la cima, el suficiente para recuperar el aliento, sacar unas fotos y por supuesto, hacer un brindis!   La bajada no presentó problemas. En el último trecho (antes de llegar al campamento), las nubes empezaron a subir hacia nosotros, por lo que se intercalaban momentos de buenas visibilidad con otros en que ésta se reducía a pocos metros.  Llegamos al campamento bastante antes del anochecer, cansadísimos, pero con la satisfacción de haber logrado nuestro objetivo. Luego de descasar un poco, nos dispusimos a cenar, que para quienes no lo habíamos hecho la noche anterior, fue nuestra primer comida caliente del fin de semana. El aire tenía el aroma del triunfo, y la comida nos pareció espectacular.    

El lunes desarmamos el campamento con tranquilidad, y emprendimos el regreso una hora después de lo previsto, pero el guía le imprimió velocidad a la bajada, por lo que llegamos al punto de encuentro antes que la traffic (no sin antes pasar a buscar los cabritos encargados), lo que nos permitió una picadita final con la comida que aún nos quedaba.  Antes de regresar a Córdoba, pasamos por Tafí, donde dimos rienda suelta al apetito acumulado y tuvimos el gusto de celebrar el feriado con unas buenas empanadas tucumanas y un locro.    A medianoche llegamos a plaza Vélez Sársfield, donde costó despedirse de quienes habían sido nuestra familia por un par de días, pero con el alivio de saber que nos reuniríamos prontamente para compartir los cabritos que habíamos traído. Cada uno volvió a su vida cotidiana, pero eso si, con las energías recargadas y  el espíritu en alto, como siempre que uno regresa de una salida del Club Andino Córdoba.  JOSÉ CURETTI

Se pueden ver algunas imágenes en los hiper vínculos.

FOTOS: Marcos, Curt, Fernando

 llamas.jpg  negra.jpg  descansosubida.jpg
 Llamas en la Quebrada de Barón
 La ovejita negra de la familia…
 Descansando en la subida
 solitario.jpg  documentando.jpg  estirando.jpg
 Catalán en solitario…
 Documentando la subida  Estirando con puna
 diagonales.jpg  hieloygente.jpg  avion.jpg
 ¿Montaña vertical? ¡Noooo! Mundo diagonal!!
 Gente y hielo ¿y los grampones, Diego?  Los restos de un avión de hace 40 años
 venegrito.jpg  apacheta2.jpg  negritoyollada.jpg
 ¡Se ve el Negrito! ¿Y si lo seguimos al tucumano?  Dedicamos un minuto para una apacheta
 Así que por aquí era el camino…¿podremos salir del fondo de la Ollada? Probemos!
 fondollada.jpg  saleollada.jpg  rumbocumbre.jpg
 En el fondo de la Ollada
 Saliendo de la Ollada, por buen camino
 Rumbo a la cumbre, al fin!
 recuperados.jpg  vistasur.jpg  cumbreconlaguna.jpg
 Recuperados y en la cumbre!!!!!
 Vista al sur
 Felices y en la cumbre
 grupocumbre.jpg  brindis1.jpg  vistanorte.jpg
 TODOS EN LA CUMBRE
 ¡Qué ocasión p'hacer un brindis!  Vista al norte
 cerrobayo.jpg  contranube.jpg  chichillones.jpg
 Volviendo, el Cerro Bayo y su repetidora al fondo  Caminantes a contranube
 ¿Cuántos chinchillones hay?
 siguebajada.jpg  seronoser.jpg  flordecactus.jpg
 Sigue la bajada
 El retorno lo puso filosófico… ¿ser, o no ser?
 Explosión de color
 tucumanita.jpg  ultimotiron.jpg  InfiernilloyNegrito.jpg
 La tucumanita en el puesto de Miguel Díaz
 El último tirón, antes del camino
 El Negrito desde el Infiernillo(*)

 (*): Foto de Julio de 2009…. 30 metros más allá de donde paramos.

LA CUMBRECITA “Primer pueblo peatonal”

   

¿Nos Acompañas?

 

 

El Domingo 25 de octubre te invitamos a compartir la salida de Senderismo a :

LA CUMBRECITA “Primer pueblo peatonal” – Imperdible!!!

Recorreremos ésta pintoresca aldea como salida de un cuento de hadas, con su estilo alpino, sus dominios guardan lugares llenos de magia, de ensueño, área ambiental protegida que alberga variadas especies que pueden descubrirse en los distintos paseos. Las coníferas, cedros, pinos, abetos, cipreses, robles, fresnos, abedules, sauces y castaños pintan de amarillos, rojos y verdes a las sierras. Hierbas y frutas salvajes perfuman el viento. Se puede disfrutar del vuelo de zorzales, benteveos, carpinteros, búhos, picaflores, pechos colorados, cotorras y horneros o sorprenderse con huidizos cuises, ardillas y zorrinos

Disfrutaremos de una jornada rodeados de amigos, caminaremos juntos por algunos de sus recorridos más tradicionales, como La cascada del Río Almbach, la Olla, La Capilla y  por que no…compartir algunas de sus típicas comidas centroeuropeas

No te lo pierdas !!!!!!!

 

 

Para más información los esperamos, miércoles y Viernes de 21 a 23 hs., en la sede del Club, 27 de abril 2050, Telef. 480-5126 Cba.

O a los correos electrónicos: info@clubandinocordoba.org
Presidencia CAC  cac.presidencia@gmail.com 

Irma VARGASirmaleona18@hotmail.com Cel. 155-644087  Todos los días de 20 a 22hs. hs. Teléfono fijo: 465-2432 de 20 a 22 hs.

José VIGNOLA (Charly)  155-218316  Todos los días de 20 a 22 hs.  

TREKKING DE SEPTIEMBRE: Y SE VINIERON LOS CHICOS, NOMAS

 Como ésta no fue una salida cualquiera, hay que escuchar más voces que las de los habituales cronistas, que la buena onda y el buen criterio han hecho "rotativos". Así que, si quiere escuchar más de lo mismo, lea la nota a continuación.Pero si quiere escuchar a los auténticos protagonistas, haga clic "Yo quiero saber qué piensa Julia" , o también en "¿Qué opina Rocío?"  . Y si se anima a opiniones fuertes, puede optar por "Así lo vio César"   Con un poco de suerte, prometemos para más adelante otras opiniones….¡no se las pierda! Mientras tanto, puede ver los textos originales de Julia aquí , con dibujitos y todo; y los de César aquí . ¡NUEVO! AQUÍ VA EL COMENTARIO GRÁFICO DE JUAN MANUEL:

dibujuan.jpg Fue lindo ir a la montaña…. fue lindo dormir en la carpa 

 

Y aquí la palabra de nuestro trekadministrador/juez internacional/guía impar…bah, el Pisku:

Testeo de Equipo 
Los empresarios de la industria de los deportes extremos se perdieron una excelente oportunidad de realizar un testeo de sus productos en el campo, mientras que el CAC demostró una vez más que el equipo que realmente vale, el humano, no solamente tiene un presente, sino que tiene un mejor futuro, ya que los más pequeños se sumaron y nos llenaron las mochilas con sus ocurrencias, sus preguntas y sus pilas que no necesitan ser recargables, por que nunca se agotan…
 
Amanecimos el sábado en el Paseo Sobremonte, subiendo las mochilas a las traffic mientras Eugenia nos cebaba unos mates (esta vez que no viajaba, llegó más temprano que cuando se suma a la partida, sorpresas te da la vida…). Estaban varios de los de siempre y algunos nuevecitos, estábamos los viejos, tanto porque llevamos varios calendarios como los que son solamente veteranos de la montaña y, fundamentalmente, estaba la próxima generación: Lucas, Julia, Cesar, Rocío, Pablo y Juan Manuel, el motor de la movida de este fin de semana.
 
Salimos de La Docta, Autopista, Villa Carlos Paz, Camino de las Altas Cumbres, luego el caminito que va a la Ceferino Namuncurá, y cuando el caminito dijo, "hasta acá llegan las traffics" (en realidad lo dijo por medio de Salvador), a acomodar en las mochilas nuestra carga más preciada, los exquisitos cortes seleccionados por el Fer, con los que entrada la nochecita de Achala nos deleitaría luego de someterlos a una intensiva sesión de cama, pero no solar, sino de brasas, ya que un viejo elástico abandonado en la tapera sirvió, una vez más, de improvisada parrilla.
 
Luego de una corta caminata, con avistaje de cóndores incluida, llegamos en horas de la siesta al que sería nuestro hogar por 24 hs., se seleccionó el lugar para cada carpa, los más pulcritos corrieron la bosta, otros la aprovecharon para hacer el piso más tibio y mullido, se levantaron nuestras habitaciones de campaña y a almorzar que pica el bagre…
 
Una vez saciadas las urgencias alimentarias, cada uno a lo suyo, algunos a pescar, otros a ordenar el Salón de Usos Múltiples (S.U.M.) para la velada, otros a recorrer los alrededores y, los más osados, a dormir la siesta como Dios manda, por que es necesario descansar para estar en forma para la merienda.
 
La caída del sol nos reunió nuevamente frente al S.U.M. para darle un toque final a su acondicionamiento y para realizar las demás tareas necesarias para garantizar el éxito del pirking, se agregaron algunos asientos, se trajo un poco de leña para acompañar el carbón urbano porteado en las mochilas y, lo más importante, lo palmeamos a Fernando para alentarlo en su próxima y dura faena. La prensa amarilla insiste con que el mejor aliento fue un malbec que se le cayó por error a Leo en su mochila, no opinamos igual, pero que ladren Sancho, señal que el asado salió buenísssimo.
 
Mientras esperábamos la carne, la Bestia salteo una truchita en la sartén, fruto de la pesca vespertina del Fabi, que no sació el apeto, pero intentó acortar la espera del plato principal. Luego se degustaron los diversos cortes: morcilla, chorizo, costilla, vacío, pechito de cerdo…, muy escasamente regados (ya no quedan pirkinistas de ley), se hablo mucho y se rió más, siguió el Mantecol y la frutilla del postre fue una excelsa combinación de infusiones varias a cargo del Productor (mi querido Curt, usted sabe que lo que se valora es la intención).
 
Se fueron apagando las luces y cada uno a disfrutar de los ronquidos del compañero de carpa que le había tocado en suerte e, inclusive, de los provenientes de las carpas vecinas. En la madrugada, esa auténtica "Retreta del Desierto" dejó paso a la tormenta que con mucho viento y poca agua, puso más a prueba el temple de las personas que la resistencia de las carpas. Pero el sueño reparador cumplió su parte del plan y, en la mañana siguiente, salimos de las cuchas para encontrarnos con tímidos copitos de nieve cayendo sobre nuestras cabezas y sobre los pancitos con mermelada.
 
Luego, la obligada visita a la casita de cristal en donde nuestro Oficial de Justicia Charly, a cargo de las actuaciones, cumplió una vez más su rol y se hizo justicia. La cascadita, la exploración de unos restos de construcciones y unos refugios improvisados un poco más arriba, y de vuelta al campamento a almorzar, levantar todo y, ¡al sendero!
 
Durante la jornada siguió estando muy variable el tiempo, siguió cayendo alguna nevisca, siguió soplando el viento sur y siguió el bizarro grupo avanzando hacia Las Pirquitas. Para darle un poco de emoción al regreso, Nati se esguinzó, pero el de arriba nos mandó a Roque con su noble cuadrúpedo pintado, que alivió el tobillo de la doncella, la que, cual Dulcinea, se encaminó al punto de encuentro montada sobre el brioso corcel, mientras Martín se enchufaba el MP3 para no escuchar a su amada… perdón, quiero decir para aliviar su trance nervioso ante el imprevisto.
 
Luego un grupo se retrasó por algún que otro contratiempo menor y, ya entrada la noche, estábamos de nuevo juntos en las traffics, esta vez rumbo a… ¡la pizzería de Icho Cruz! Buenas pizzas, mejores cervezas y, a riesgo de sonar reiterativo, excelente compañía para compartir ese momento en que empezaron las despedidas, ya que César y Julia se encontraron allí con su papá. Otra vez a los vehículos y a dormir hasta Córdoba, que el cuerpo cansado y la panza llena lo reclaman.
 
Córdoba, la plaza, los abrazos, las despedidas, alguna incertidumbre y una firme certeza: lo haremos de nuevo.

ENSEGUIDA, FOTOS PARA TODOS LOS GUSTOS Gentileza de Eugenia, Martín S., Carlitos y el Fer

 01vado.jpg  02escuchando.jpg  04iniciando descenso.jpg
 Vado de las Piedras
 Escuchando las consignas
 Comenzando la bajada
 05elpuestoesnuestro.jpg  06todavia descansados.jpg  07condores y lago.jpg
 Apropiándose del puesto
 Todavía estaban descansados
 Cóndores y Dique La Viña
 08Carlitos Rocio Pato.jpg  09saludos.jpg  11pescados.jpg
 Rocí, Carlitos y la Pato  Saludando  ¡Qué pescados!
 12vistalbarrio.jpg  13bichocanasto.jpg  14quecharlan.jpg
 Ventana con vista al barrio  ¿Un bicho canasto….???
 Adiviná…¿de qué estarán charlando?
 15elegante.jpg  16subiremos.jpg  17disfute.jpg
 ¡Qué elegante!
 Mmmmmm….¿subiré?  ¡Ésto sí que es disfrutar!
 18relajados.jpg  19posta.jpg  20llegaron.jpg
 Algunos se relajaron…
 …otros la tenían posta
 ¿Hasta ahí llegaron?
 21eugecontrola.jpg  22ensayandoadherencia.jpg  23techando.jpg
 Ahhhh!  Controlaba la tía Euge
 Vamos a probar la adherencia es estas zapas
 Y ahora….¡a techar!
 24puesta sol.jpg  25y el asado.jpg  26cuidandoelfuego.jpg
 Se vienela puesta del sol
 …y ya empiezan a preguntar por el asado
 …que había que cuidar de las llamas
 27mimosos.jpg  28talpalo.jpg adormir.jpg
 Algunos se empezaron a poner mimosos
 De tal palo…¡tal astilla! Charly y Lucas felices
 Hasta mañana, Juan…..
 30equipo.jpg  32campcon sum.jpg  31guardian del lago.jpg
 Andamos tirado de equipo
 Campamento y S.U.M. con techo
 Parece un gardián del valle
 33maiten.jpg  34cascadaconnieve.jpg  35cueva.jpg
 Un maitén persistente y tenaz
 Cascada con copitos de nieve
Juan,César, Julia, y Lucas emergiendo de la cueva
 36baja la tormenta.jpg  37escalarcansa.jpg  38nati casa y mesa.jpg
 Viene bajando la tormenta de las AltasCumbres  Esto de caminar, cansa….
 Nati, cueva y mesa
 39descanso.jpg  40puesto.jpg  41caripelas.jpg
 Descansando  El puesto que nos albergó, colgado de las rocas  Adivine las caripelas
 42elveterano.jpg  43cuidar.jpg  44atacandocueva.jpg
 El veterano
 A este hay que cuidarlo de cerca…¡'ta muy barrigón!
 Atacando la cueva
 45noveonada.jpg 46ultimabajada.jpg  
 ¿Qué cueva? ¡Yo no veo nada!  La última bajada
 
     
     

 

«CUESTA BLANCA»

"CUESTA BLANCA"

 

 

¿Nos Acompañas?…COMO ANTICIPO de La PRIMAVERA, nuestra salida será el 20 de Setiembre  a CUESTA BLANCA

 

Enclavada en el Valle de Punilla, a 899 metros sobre el nivel del mar, se accede por la Ruta Provincial 14, camino a las Altas Cumbres, a sólo 14 Km. de Villa Carlos Paz y 59 Km. de Córdoba Capital.

 

Como atractivos se destacan los senderos montañosos que parten desde las laderas rumbo al naciente del río San Antonio, donde se descubren vastas playas de arena fina como la renombrada “Playa de los Hippies”.

Otros puntos de interés son el Diquecito, el arroyo San Pablo, las Tres Cascadas, la Laguna Negra y las innumerables terrazas panorámicas sobre el paseo costanero de la ladera oeste, son sólo algunas de las caminatas por senderos que parten desde el río y que permiten diferentes paseos surcando el corazón de las sierras.

 

Un lugar ideal para la reunión familiar y con amigos, para sentarse en la arena y compartir  rondas de mate y el asado.

Todo se mueve en un perfecto equilibrio, el mismo que sirvió de escenario a los antiguos pobladores aborígenes de la zona.

 

Para más información los esperamos el miércoles 16 y Viernes 17 de  Setiembre de 21 a 23 hs., en la sede del Club, 27 de abril 2050, Telef. 480-5126 Cba.

O a los correos electrónicos: info@clubandinocordoba.org
Presidencia CAC  cac.presidencia@gmail.com 

Irma VARGASirmaleona18@hotmail.com Cel. 155-644087  Todos los días de 20 a 22hs. hs. Teléfono fijo: 465-2432 de 20 a 22 hs.

José VIGNOLA (Charly)  155-218316  Todos los días de 20 a 22 hs.