Mensajes en la categoría Trekking

Historias de montaña…. de las otras

Los participantes del trekking al Cerro el Negrito, en las Cumbres Calchaquíes tucumanas, llevado a cabo los días 11, 12 y 13 de octubre de 2014, por la ruta de la Quebrada de Barón, se encontraron al llegar a los 4000 m snm, con una sorpresa (para los nuevos) que siempre motiva un sinnúmero de preguntas: los restos de un avión accidentado de vieja data. Inmediatamente surgieron las preguntas de "¿Cuándo?" "¿Cómo?"  "¿Quiénes?". Los restos de aluminio, fríos y limpios en el puro aire de la altura, están esparcidos cientos de metros por el terreno. A lo largo de los años, el viento ha repartido más lejos aún las piezas más livianas… y los caminantes que pasan por el lugar se han ocupado de distribuir por todo el país otra parte más de los remanentes.

El tiempo también había limitado la memoria que teníamos del acontecimiento, pero lo que sí sabíamos era quién tenía datos fehacientes -al menos, publicados en la época- sobre el accidente. Fue llegar de vuelta a Córdoba, y la primera vez que nos cruzamos con Miguel Angel "Cachito" Cáceres en el Club, indagamos sus recuerdos; y a la semana siguiente, nos aportaba tres fotocopias ¡inmensas! de la revista Así, con la característica impresión en blanco y negro, tipología catástrofe y grandes fotos que estilaba. Dos páginas centrales, y la contratapa, totalmente dedicados al hecho, con toda la data que el periodista había logrado reunir a la fecha de entrada en imprenta del ejemplar.

Los datos duros de la publicación refieren a un avión de la gobernación de la Provincia de Córdoba, que había partido el 4 de abril de 1971 en gestión oficial rumbo a Salta, con tres tripulantes, y que había comenzado el regreso el día 7 de abril. Desde ese momento se dejaron de tener noticias, hasta que los restos fueron divisados por un grupo de universitarios tucumanos que estaban practicando montañismo en la zona (recordamos que en el sector de acampe, hay una pintada de un "Grupo Condor" de montañismo de Tucumán del año 1968). Bajaron a dar aviso; rápidamente se organizó el rescate de los restos, y el artículo finaliza con algunas de las preguntas que nos hacíamos en el lugar. Particularmente, el porqué de la ruta, a través de una zona de cerros muy altos, alejada de lo que sería el recorrido natural, por el llano tucumano.

Como encuadre histórico, ese mes de abril de 1971 el interventor militar en Córdoba era un pampeano, el contraalmirante Guozden, quien quince días atrás se había hecho cargo de la provincia luego que una pueblada diera cuenta del anterior interventor, en un hecho recordado como "el Viborazo". Qué tenían que hacer en Salta, porqué llevaban un maletín con el equivalente a unos U$D 28.500 al cambio de la época, son algunas de las preguntas que también se hizo el periodista, y que allí quedan, para darle un toque de misterio a toda la situación.

Acompañamos este relato con las copias de la revista original, gentilmente provistas por Cacho Cáceres, parte de la memoria viviente del CAC!

avioncaido1.jpg

 

 
avioncaido2.jpg
 
avioncaido3.jpg
Página 6
 Página 7
 Contratapa

 

 

TREKKING: Marzo 2014 – Cerro Negro y Champaquí – Relatos y Fotos

 

 

CHAMPAQUÍ – CERRO NEGRO

Dos Caminos, un Encuentro

22,23 y 24 de Marzo 2014

 

Grupo I – Subiendo por Traslasierra:

  •   El objetivo: cumbre en el Champaquí  y el Cerro Negro.
  •   El plan:

            •         1° día: subir al filo por el Hueco

            •         2° día: cumbre en el Champa y caminar por el filo hasta el Negro y encontrarnos con el grupo de Villa Alpina.

            •         3° día: Bajar juntos a los Hornillos por la Cuesta de la Totora.

  •   Los actores: un grupo genial de gente.
  • La estrategia: paso a paso
  •   La idea: excelente!!!!!
  •   El fin: disfrutar de la naturaleza.

  Aún de noche, el grupo de traslasierra se encuentra en Córdoba en la madrugada del sábado para emprender el viaje. Algunos descansados, otros mal dormidos y gente que aún no pegó un ojo. Pero…¡¡¡¡qué lindo es  encontrarse para desandar el desafío!!!!!! Ahí, se nos olvida el sueño. Nos juntamos todos, yyyyyy….¡¡¡arriba los que van al Champa!!!! Asi que; allá fuimos..!!! Un poco cabeceando y otros en sueño profundo cruzamos la altas cumbres y el sol de a poco iba asomando. La gente se despertaba y como no podía ser de otra manera llegó un gran invitado; el amargo. El día prometía gran jornada y el clima según el pronóstico sería un gran acompañante todo el fin de semana. Apenas llegados a Rodeo de Piedra pisamos tierra montañera y al fresco de la mañana empezamos a caminar. Marquitos dando el primer paso y José el último, cerrando el grupo, fuimos pateando. La pendiente leve de la primera parte nos permitió cambiar el aire e ir entrando en calor para más tarde. Nos fuimos acercando al arroyo Los Molles y al encontrarnos con él hicimos el primer descanso. El agüita clara de la montaña que corre tranquila y armoniosa nos dio la  frescura que buscábamos. De un lado y del otro del arroyo fuimos avanzando y poco a poco, paso a paso entre un tabaquillo y otro y otro y otro más llegamos al mediodía al lugar del almuerzo; el conocido y popular, Hueco. Un bosque de tabaquillos inmenso al que uno debe pedirle permiso para entrar; porque ese espacio les pertenece. Hicimos ahí la gran parada del día para reponer energías y hacer una mirada al interior. Descansamos y retomamos el viaje. Después del Hueco la cosa se pone dura y la montaña mezquina el agua. Desaparecen las sombritas y el sol no perdona. Y la pendiente, ni te cuento!!! Pero el espíritu montañero del grupo no dio el brazo a torcer y con la caída del sol llegamos al filo. Ahí nos encontramos con el aire fresco del Este. Buscamos un lugar cómodo cerca del agua y armamos campamento. La cena no se hizo rogar y sin pedir permiso el sueño nos atrapó. Un cielo increíble!!!!! Estrellas, estrellas, estrellas y más estrellas…!!!

  Domingo, 23 de marzo, día de cumbres. Buenas, buenas. Buen díííía!!! Segunda mañana. El cuerpo recuperado listo para caminar otra vez. La mañana no fue exigente pero sí emocionante. El grupo se abraza en la cumbre del Champa. Fotos, felicitaciones, abrazos y una especial felicitación a Marcos que hizo su primer trekking y primer Champa!!!! Sin perder el tiempo emprendimos el regreso al campamento. Desarmamos las carpas y partimos al Negro por el filo acompañados por los dos grandes valles; el de Traslasierra al oeste y el de Calamuchita al este. ¡¡¡Cuánta inmensidad!!!!!. ¡¡¡Gracias Sol!!!! El día; un sueño. El camino al Negro fue un poco dificultoso, sin sendero en gran parte del trayecto… Pero bue;.. “caminante no hay camino, se hace camino al andar…” Saltando de roca en roca siempre apuntando al norte fuimos ganando terreno; y algunos, comprando terreno. Hicimos un alto en el camino para comer y ¡¡a seguir caminando!!!! Parecía que por momentos se alejaba un poquito más el Negro. Caída la tarde llegamos a la base y saludamos a la distancia a nuestros cumpas de Villa Alpina que nos ganaron de mano la cumbre. Mientras parte del grupo se abocaba a acompañar a Rolo lesionado hacia el campamento a pasos del puesto de Marcos Dominguez el resto del equipo nos decidimos a ir en busca de la segunda cumbre (según Diego y José, la tercera de ellos). Empinada la subidita!!!!! Nuevamente abrazos, saludos y fotos al llegar a la cima; esta vez compartiendo el momento con Los Alpinenses. Minutos más tarde, descenso amigo rumbo al campamento. Y ahí nos encontramos todos y todas…je. Una segunda hermosa noche con un sabroso cordero servido en el puesto Dominguez. Y a dormir se ha dicho.

   Amanecimos el lunes, desayunamos, desarmamos y empezamos el regreso. La jornada se hizo laaaaaaarga, larga. Quienes subieron por Villa Alpina y quienes subimos por el Hueco, ahora en una sola fila india caminamos para encontrar la Cuesta de la Totora  vigilados por el Negro una buena parte del camino. Encontramos el sendero y emprendimos el descenso. Curva y contra curva. Todo el valle de Traslasierra frente a nosotros se imponía!!!!! Un pequeño y desolado refugio nos permitió compartir su sombra para el almuerzo. Seguimos deshaciendo la cuesta y en medio de la montaña nos tomamos un minuto para hacer silencio por aquel 24 de marzo del 76; época trágica de la Argentina si las hay!!!!! Por la Memoria, la Verdad y la Justicia!!!! Por un Nunca Más!!!! Por el pasado, por el presente y el futuro de nuestro país… Los Hornillos se acercaba de a poco y de a poco íbamos terminando este espectacular trekking de 3 días. Llegados al arroyo Los Hornillos, ¡¡oh sorpresa!!! ¡¡la  Bienvenida a los nuevos!! Una bautismo muy particular y engañoso. Un lindo momento!! Fue anocheciendo y a las 20 hs aproximadamente nos saludábamos con el chofer que nos esperaba para retornar a Córdoba. Tres horas más tarde estábamos en la Plaza Velez Sarsfield. Felicitaciones!!!! Prueba superada!!!!!! Hasta la próxima!!!

 

                                           Abelardo “Piojo” Marengo

 

ChampaNegro2014_Grupo1.JPG

 

 Parte del Grupo I en la cumbre del Champaqui

 

Grupo II – Ascenso por ladera Este:

 

 Día 22.3.14:
La salida comenzó desde Villa Alpina, cerca de las 11.30 am, después de un desayuno abundante en Villa General Belgrano, consistente en medialunas riquísimamente mantecosas y café. El día…espectacular (ni una nube en el cielo, ni frío ni calor). La primer parte del ascenso fue particularmente dura ya que había mucha pendiente y muchos de nosotros no estábamos acostumbrados a transportar además de nuestro peso el peso de una mochila, menos aun en subida! En cuanto a paisajes, a mi parecer la primera hora de caminata no fue paisajísticamente muy atractiva. Había mucho bosque de pino quemado. Pero a medida que empezamos a tomar altura, pasada la primera hora, y que salimos del bosque, el paisaje comenzó a ponerse más interesante (y la vista hacia el Valle de Calamuchita a su vez se fue haciendo más imponente). Fue muy especial el momento en que, después de más o menos 4 horas de ascenso, arribamos a una planicie llena de florcitas blancas. Adjunto una foto del paisaje (foto A) con el que nos enfrentamos en ese momento. Muy bonito (y más apreciable aun considerando la perspectiva de poder caminar ya sin tanta pendiente). Más allá del verde claro de la praderita se veían, distantes, en un color violeta-azulado, más difusos, los cerros hacia los que nos encaminábamos.
Después de descansar un par de minutos en la praderita continuamos caminando. El suelo estaba bastante empantanado en algunos lugares. A pesar de que el terreno parecía plano al principio, se empezó a poner más ondulado y por ende más difícil por las bajaditas y subidas. Eso nos demoró el paso. Tardamos 4 horas en llegar al puesto Toranzo, donde sólo pensábamos almorzar, cuando el plan era llegar al puesto Marcos Domínguez, en la base del Cerro Negro, sitio pensado para el acampe. Dado que se nos iba a hacer de noche para cuando llegásemos al otro puesto, decidimos almorzar y dormir en el primero. En un momento pensamos hacer vivac entre las paredes de uno de los ranchos (sin techo), pero había muchos escombros. Eso hubiese estado lindo porque había un cielo estrellado impresionante (mi cámara no daba para fotografiarlo y que se aprecie) En la foto B se ve el puestito donde hicimos noche, con los característicos mimbres (de un color verde muy característico, no sé cómo definirlo, pero uno a la distancia ya distingue a los mimbres del resto de la vegetación por su color). En esta foto se ve también, al fondo y hacia el centro, en un azulcito tenue, el Cerro Negro, nuestro objetivo.
Más allá del percance de la demora, hacer noche en el puesto Toranzo nos posibilitó hacer una corta visita a un cementerio de montaña, cercano al puesto. A pesar de ser un poco tétrico, la ambientación del cementerio al atardecer, con la luz incidiendo de costado sobre las cruces herrumbrosas y nichos derruidos, así como la gran cantidad de crisantemos y otras flores típicas de florería pero creciendo desprolijas como malezas (éstas seguro vienen de las semillas de las flores que la gente alguna vez llevó a sus difuntos) generaban una atmósfera especial (fotos C-E)
También me impactó mucho el atardecer desde el puesto Toranzo…(foto F)

 

Día 23.3.14:
El día empezó tempranito. Desayunamos sin apuros y desarmamos el campamento. Nos tocó otro día con un tiempo espectacular (foto G)!
Comenzamos a caminar cerca de las 9.30, rumbo al puesto Marcos Domínguez en la base del Cerro Negro. La caminata fue un tanto agotadora por las muchas subidas y bajadas con mochila a cuestas, sumado a eso el cansancio del día anterior. Pero esta vez cumplimos con los tiempos que nos habíamos propuesto para llegar al segundo puesto. Llegamos allí cerca de las 16 hs. Un poco antes de llegar al puesto hicimos una parada para almorzar junto a un hermoso arroyo, con aguas cristalinas, arena dorada y piedras grandes que estaban tibias por el sol (daban ganas de dormir una siesta después del almuerzo en vez de subir al Cerro Negro!). Lamentablemente parece que no hay foto, quedará en nuestros recuerdos!
Una vez que llegamos al puesto Marcos Domínguez armamos campamento a unos 200 m del puesto y, bastante aliviados de carga, comenzamos el ascenso al Cerro Negro. Las vistas tanto durante el ascenso como desde la cumbre del Cerro Negro fueron espectaculares, ayudaba a esto lo diáfano del aire. En la cumbre nos encontramos con la gente del grupo avanzado. Ellos habían subido a las sierras desde el lado de Villa las Rosas por El Hueco. Además de hacer cumbre en el C. Negro ellos ya habían hecho antes cumbre en el Champaquí. En la foto grupal de la cumbre estamos tanto personas del grupo de principiantes como del grupo avanzado (fotos H-J).
Luego de hacer cumbre regresamos todos juntos (grupo principiantes + grupo avanzados) al puesto Marcos Domínguez, donde nos reunimos con una parte del grupo que había decidido descansar mientras hacíamos cumbre. Llegamos al campamento cerca de las 19. No sé qué pasó entre las 19 y las 20.30 porque, dado que me había insolado, decidí dormir un par de horitas para recuperarme, pero creo que se quedaron casi todos tomando mate en una piedra grande mientras atardecía.
Cerca de las 21 nos dirigimos al puesto (las carpas las habíamos armado cerca de un arroyito a unos 5’ de caminata del puesto, ah, y en el puesto había unos perros malévolos que no debían tocarse) donde algunos comieron cordero y otros nos tuvimos que conformar con fideítos con queso y otras comidas de campamento (hay que decir que aunque no comparables con el cordero, había comidas de campamento muy elaboradas que parecían muy apetitosas!). Dicen que el cordero estuvo bueno, pero parece que a algunos les cayó un poco pesado al día siguiente.

 

Día 24.3.14
Amanecimos relativamente temprano, desayunamos, desarmamos campamento. Se tomó la decisión de bajar por la Quebrada de las Totoras en vez de ir por la Bajada de los Hornillos, como era el plan inicial. Creo que a todos nos costó bastante la bajada, supongo que en gran medida por el cansancio acumulado en los días anteriores pero también porque la ladera oeste de las Sierras Grandes es bastante empinada y las rodillas se tienen que bancar, además del propio peso, el peso de la mochi cargada y algunos aun digiriendo el cordero. La Euge fue la más sufrida con el tema rodillas, y no nos olvidemos de su desgracia con la suela que derivó en la fabricación improvisada de una zapatilla biónica “ultra-violet”, la cual se merece una foto! (foto K). Más allá de los percances, nos tocó un tercer día con muy buen tiempo y muy buena visibilidad, por lo que las vistas compensaron las molestias (supongo que también para la Euge!) (fotos L-M).
Llegamos al fondo del valle bastante al atardecer. Por el valle corría un río cristalino bordeado por molles con hojitas brillantes y cortaderas blancas. Deben haber sido pasadas las 19 y por eso el sol pegaba de costado en la ladera de la sierra y confería a todo un color cálido, anaranjado que lamentablemente no sale tan bello en la foto (foto N). Miré hacia arriba de las sierras y me pareció increíble haber descendido desde tan alto en un par de horas .
Es importante recordar también que, en estas circunstancias bucólicas al lado del arroyito, unos cuantos se pusieron de acuerdo para engañar a los nuevitos y bautizarnos con agua helada…la experiencia fue más agradable que desagradable si se tiene en cuenta el calor que nos habíamos estado bancando durante la caminata! Lamentablemente tampoco cuento con foto de ese momento tan trascendente… 🙂

Llegamos a nuestro destino final, donde ya nos esperaban las combis, ya de noche (pasadas las 20). No hubo lomitos, espero que sí la próxima!


                                                                  Marina Strelin

 

 

ChampaNegro2014_Grupo1y2.JPG
 
Parte del Grupo II
 
 
 
 
FOTOS
 
 
a.JPG
 Foto A
b.JPG

 Foto B

c.jpg

 Foto C

d.jpg
Foto D

 e.jpg
Foto E
 
f.jpg
Foto F
 
h.jpg
Foto H
 
i.jpg
Foto I
 
j.jpg
Foto J
k.jpg
Foto K
l.jpg
Foto L
m.jpg
Foto M
 n.JPG
Foto N
 ChampaNegro2014_Grupo2.JPG
Todos Juntos!
   
       
       
       
       

 

 
 
 
 

 

TREKKING: Febrero 2014:Batán-Nacientes del Río Icho Cruz-Copina – Relato y Fotos!

Primer Trekking del 2014

Quebrada de Batán-Nacientes del Río Icho Cruz-Copina

22y23 de Febrero de 2014

 

  Al fin llegó el momento que todos esperábamos: el primer trekking del año!!!!
  Volvernos a encontrar con aquellas personas que compartimos la pasión por el montañismo, a reencontrarnos con la naturaleza, con las montañas y ese mágico llamado que nos hacen. Que cuando nos piden explicaciones de porque nos gusta tanto esta actividad, nos es difícil explicarlo con palabras que puedan entenderlo. Sólo sabemos que es una voz que la oímos desde adentro y se transforma en una imperiosa necesidad que nos moviliza a ir hacia ellas.


  Ya desde las reuniones de planificación, todos sentíamos la alegría y el compañerismo por realizar el Trekking Quebrada de Batan/Nacimiento Río Icho Cruz. Nos preguntábamos que habíamos estado haciendo durante el verano, compartiendo anécdotas, lugares a los que habíamos salido, algunos conociendo la hermosa niña de Diego, todos como una gran familia que comparte algo en común.


  En la nueva subcomisión de trekking se veía el entusiasmo por el año que se presenta lleno de proyectos, desafíos y por seguir creciendo más.


  Responder al llamado de la montaña nos da unas energías para ir hacia ellas, que salvamos todos los escollos para ir y este sábado no fue la excepción… aún cuando el cielo se caía sobre nosotros, nos reuníamos con alegría, bromeábamos sobre el día y en ningún momento desfalleció el entusiasmo por salir. Sólo queríamos estar en contacto con las montañas.


En la traffic seguíamos de buen ánimo, tomando mates, charlando. El grupo, como siempre, era excelente; con nuevos rostros, viejos conocidos, había de todas las edades y vivencias personales, pero aun así con una cohesión fuerte.


Hicimos un alto para tomar algo caliente en el parador y ya ahí podíamos apreciar la belleza que nos esperaba, desde el mirador que tenia el lugar, la vista es magnífica! Seguimos rumbo a nuestro punto de partida. Como dice Paulo Coelho en El Alquimista "El universo conspira para que realices tus sueños":  la lluvia amainaba y sólo era una llovizna tenue, como pidiendo disculpas…


  Llegamos al lugar desde el cual comenzaba nuestro trekking, bajamos nuestras mochilas, repartíamos las cargas y escuchamos las indicaciones de José, quién seria nuestro guía, y Martín, quien cerraba la formación. Y comenzó la jornada, para alegría de nuestros corazones, el día estaba especial: estaba nublado y una agradable frescura para caminar. Al sentir el contacto de la montaña veíamos los colores, olíamos las fragancias y escuchábamos los sonidos que nos estaban llamando. El paisaje de las sierras nos regalaba toda su belleza y encanto, estábamos extasiados. A medida que caminábamos, descubríamos las bellezas del lugar, las quebradas y gracias a las lluvias, podíamos observar toda la imponencia de las cascadas. Nos paramos al filo de un quebrada para ver la inmensa cola de una cascada y nos sentíamos pequeños ante tanta majestuosidad. Después de estar contemplando un rato, seguimos rumbo al lugar de acampe.


  El terreno, debido a las lluvias, se presentaba resbaladizo. Teníamos que tener cuidado en donde y como pisábamos, pero aun así nadie se quejaba, todos seguían con alegría y es que forma parte del desafío que uno asume, dándole un gusto especial. Bajando, cuando llegábamos a los puentes, escuchamos que alguien nos pedía ayuda porque se había quedado empantanado, y como siempre, surgió lo que nosotros llamamos la SOLIDARIDAD DE LAS MONTAÑAS, porque sabemos que al estar expuestos a la naturaleza, sólo contamos con nosotros y los medios que disponemos. Sin saber quien era, ni pensar si nos complicaba ayudar, fuimos. Al llegar al lugar había una F100 de las modernas, prácticamente enterrada. Los que pedían ayuda era un matrimonio de gente mayor, la situación era bastante complicada, pero tal vez como esta actividad sin darnos cuenta nos moldea un carácter y una fuerza de espíritu que a pesar de todo tenemos que salir adelante, nos pusimos con ingenio y esfuerzo a sacar el vehiculo. A veces se dice que si eres buena persona, siempre te sucederán cosas buenas cuando más lo necesitas. La persona a quien se le había quedado el vehiculo se llamaba Daniel y era bombero. Justo cuando nosotros estábamos ayudando, pasaba un grupo de chicos de Copina quienes, sin pedírselos, también se sumaron a ayudar.


  Después de un buen rato vencimos el desafío y logramos sacar la camioneta. No alcanzaban las palabras de agradecimiento de Daniel por la ayuda recibida y nosotros proseguimos con nuestro recorrido, disfrutando de las montañas y del grupo. Llegamos a orillas del arroyo donde acamparíamos, con tiempo  para armar las carpas e infaltablemente surgieron los mates. Menos mal que Martin había llevado un penthouse por carpa (era para 6 personas). Donde originalmente dormiríamos 3 personas, terminamos siendo 6!!!! Marcelo había prestado la carpa y se la devolvieron sin las varillas (cosas que pasan). Terminadas de armar las carpas, cambiados, entre mate y mate se nos hizo la hora de cenar, así que empezamos a buscar leñas para el fuego. Si, estoy aprendiendo en estos últimos trekking que si bien nos vamos a la intemperie de la naturaleza, lo hacemos con clase. De repente te puede aparecer un barrilito de 5 litros de cerveza helada de la nada, como de hacer una choripaneada!!


  Una vez más, todo el grupo se puso en pos de un objetivo común…cenar unos choripanes. Mientras unos buscaban ramas, otros improvisábamos un piso donde hacer el fuego, había llovido a la mañana temprano y el suelo estaba húmedo, pero aun así se hizo una base digna de hacer pizzas a la piedra. No sólo fue eso, sino que tuvimos una persona de lujo para asar los chorizos…importada directamente desde la Madre Patria para hacernos Choripanes a la Valenciana, sabia de la paella pero no sabia de esto.
Y que choripanes para chuparse los dedos señoras y señores, tiembla El Dante de Richieri y que no se entere la AFIP sino nos va a caer encima por no pagar impuestos aduaneros. Todos saboreamos la exquisiteces y besábamos, digamos, un agua bendita que estaba circulando. La choripaneada se hizo aplicando una expresión marina, contra viento y marea, ya que el suelo estaba húmedo y el tiempo amenazaba con llover. Pero aun así se hizo, y la noche de ha momentos nos regalaba un manto de estrellas que una vez terminados de cenar, nos tiramos en la playa a observar. Lejos de la civilización, y en total silencio (que era interrumpida a veces por una voz estridente que se escuchaba hasta Carlos Paz), apreciamos la inmensidad del cielo y otra vez nos sentíamos pequeños y dichosos por poder disfrutar y apreciar algo así.


  Lentamente algunos se fueron a la carpas a dormir, pero otros se quedaban a charlar, jugar truco y aquí vino la segunda sorpresa de la noche: la choripanera importada a quien se le iba enseñar a jugar por primera vez, terminó ganando mano tras mano inmisericordemente a sus maestros!!!!


  Al final todos nos fuimos a dormir arrullados por el dulce y relajante cantar del agua, nos esperaba un gran día al siguiente. Afortunadamente para las personas que dormíamos en la carpa de 6, Silvia no habló dormida, así que pudimos descansar… la lluvia que tanto amago con caernos encima, sólo fue eso un amague.


  El domingo nos levantamos tipo 9 y nos reunimos en la  orilla a compartir mates, galletas, en fin, a desayunar como un grupo familiar. Tipo 10 nos pusimos en marcha, siguiendo el arroyo curso abajo. Como durante todo Febrero prácticamente ha estado lloviendo, el arroyo estaba bastante crecido, haciendo que cruzarlo presentara dificultades que nos gustaban. Había que saltar piedras, vadear, escalar, hacer boulder… todo un trekking!!! José nos iba guiando por donde debíamos ir con firmeza y seguridad, dándonos ánimos para seguir y todos nos ayudábamos. A pesar de que se complicaba el trayecto por la crecida, todo el grupo estaba animado y alegre.


  En las paredes de las sierras que encajonaban al arroyo, podíamos observar la diversidad de la flora: tabaquillos, cortaderas, helechos, la fragante peperina y como se originan nuestros ríos gracias a las vertientes que afluían. Todo esta era de vivos colores y los sonidos de la naturaleza a pleno. Las cascadas que había eran impresionantes! Llegamos hasta el nacimiento del rio Icho Cruz, que es la junta de los arroyos Paso de la Esquina y Paso del Bayo, y allí observamos el grandioso espectáculo de la unión de estos arroyos. Subimos unos 50 metros para ver la cascada que se formaba por la caída del agua desde unos 20m. La fuerza que tenia era enmudecedora, sólo había que contemplar…


  Después de un rato regresamos, teníamos una cita con una olla de agua. Cuando íbamos hacia la naciente del Icho Cruz, pasamos por varias ollas, y una de ellas nos  invitaba a tirarnos un chapuzón, así que no podíamos rechazarla. Cuando llegamos al lugar, se había ocultado el sol por las nubes, pero eso no nos impidió tirarnos. El agua estaba deliciosamente fresca! Al primer contacto nos pareció que nos sobrecogía el pecho, pero luego sentíamos como las energías se renovaban. El cuerpo estaba necesitando esa carga de energía y renovación.


  Regresamos al campamento para almorzar, empezar a desarmar las carpas, y alistarnos para la partida. Comenzamos la marcha de regreso a las 16 y de nuevo la tormenta nos amenazaba, pero no tuvimos contratiempos en ese sentido. Tomamos por la ruta vieja hacia Copina, todo el paisaje era bello, realmente era merecedora la fama que tenía ese camino.
Llegamos al punto donde nos iba a buscar la traffic y nos felicitábamos por haber cumplido con nuestro objetivo. Subimos y nos dirigimos, como es ya una tradición, a comer algo, a brindar, repasar la anécdotas surgidas y a reírnos. Finalmente arribamos a Córdoba donde nos despedíamos hasta la próxima…

                                                                                                  Ezequiel Boj

 

Batan2014 (1)b.jpg

 

Batan2014 (2)b.jpg

 

 
Batan2014 (3)b.jpg
Batan2014 (4)b.jpg

 

 
Batan2014 (5)b.jpg
 
Batan2014 (6)b.jpg
 
Batan2014 (7)b.jpg
 
Batan2014 (8)b.jpg
 
Batan2014 (9)b.jpg
 
Batan2014 (10)b.jpg
 
Batan2014 (11)b.jpg
 
Batan2014 (12)b.jpg
 
Batan2014 (13)b.jpg
 
Batan2014 (14)b.jpg
 
Batan2014(15)b.jpg
 
Batan2014(16)b.jpg
  El grupo de Nado Sincronizado del CAC en la Laguna de la Garza    
 
Batan2014(17)b.jpg

 

CAC: “LOS GIGANTES” folleto con datos y esquema de sendas

Podés retirar gratuitamente un folleto sobre Los Gigantes, conteniendo datos de la zona, un esquema de sendas y puntos relevantes de GPS en:

– nuestra sede social, 27 de Abril 2050 los miércoles y viernes de 21 a 23hs.

– nuestra palestra, 24 de Setiembre esq. Roma, de lunes a viernes de 17 a 22hs.

No es necesario ser Socio del CAC para solicitar una copia. 

El folleto "LOS GIGANTES" ha sido confeccionado por Socios del Club Andino Córdoba y en breves líneas retratan el extremo norte de la Sierra Grande, maravilloso paraíso de montaña donde se encuentra nuestro refugio Aurelio Castelli.

Haciendo click en la vista miniatura, se abrirá en otra ventana una versión .pdf que podés guardar en tu PC e imprimir en hoja tamaño A3

 
vistapequenia.jpg

 

Podés consultar por mayores detalles de la zona escribiendo a palestra@clubandinocordoba.org 

 

SENDERISMO: El 14 de julio, Cerro la Banderita‏

Estimados Caminantes

 

Después del éxito de la última salida de senderismo, no nos quedaba opción más que organizar una nueva!. En esta ocasión haremos un ascenso alcerro La Banderita, ubicado al lado de la ciudad de La Falda. El cerro, de 1350 metros de altura ofrece hermosas vistas de La Falda, el valle de Punilla, el lago San Roque, la ciudad de Villa Carlos Paz, el camino del cuadrado y el macizo de los Gigantes, entre otros.

 

El ascenso toma aproximadamente una hora y media, y ofrece fantásticas vistas del emblemático Hotel Edén, que abrió sus puertas en 1898, las cerró definitivamente en 1965, y hoy es uno de los principales atractivos turísticos de La Falda.

 

Información importante de la salida:

 

  • Salida: el sábado 14 de julio 10:00 hrs., en la localidad de La Falda (Punto de encuentro a confirmar con los inscriptos)
  • Regreso: el sábado 14 de julio 17:00 Hrs., aproximadamente, en la localidad de La Falda 
  • Dificultad: Fácil, ideal para principiantes y entusiastas del as sierras. Podrán ir niños (no menores a 9 años) acompañados de un adulto que se hará responsable
  • Costo: 15 $ para Socios y no Socios, niños no pagan. 
  • Particularidades: al ser una salida de un día, el medio en el que cada uno llega y vuelve de La Falda es elección de cada participante. Con los inscriptos que elijan ir en colectivo de línea nos pondremos de acuerdo para comprar los pasajes e ir juntos
  • Requisito INDISPENSABLE es ir con el “SEGURO”, el cual queda provisto con la correspondiente inscripción. Los que no puedan ir a la sede del club a inscribirse deberán enviar un mail a esta dirección para poder coordinar la correspondiente inscripción y demás detalles.   

Desde el próximo miércoles estaremos en la Sede tomando las reservas para esta salida. 

Más información los miércoles de 21 a 23, en la sede del Club, 27 de abril 2050, Córdoba; o al teléfono  0351-4805126 en ese mismo día y horario; o al correo electrónico trekking@clubandinocordoba.org

Les recordamos también que la Palestra del club funciona en 24 de Septiembre esq. Roma, horario: Lunes a Viernes de 17 a 22 hs. y Lunes, Miércoles y Viernes de 10 a 13 hs. Consultas a palestra@clubandinocordoba.org

¡Los esperamos!

Sub-Comisión de Trekking

Club Andino Córdoba