Mensajes en la categoría Institucional

La vez que el refu se llenó de helicópteros

Por Ramón Puentes

Una vez más, nuestro querido refugio en los Gigantes necesita el esfuerzo personal de cada uno de nosotros los socios. Por eso el último fin de semana de mayo realizaremos el operativo refugio.

digitalizar0008
No contamos de esta vez con el apoyo de helicópteros como ya lo tuvimos.
¿Cómo? Helicópteros? Si, así es. Es parte de la historia de nuestro club. Te la contamos en pocas palabras.
Muchos de ustedes conocen a Charly ¿verdad?
Resulta que un amigo personal y que tenía algunos huevos fritos en los hombros en la Aeronáutica Argentina, acabó viniendo a participar de nuestras salidas en esa época.

digitalizar0006
Paraná le decíamos porque era oriundo de aquella tierra.
Coincidió que organizábamos un operativo como éste y queríamos llevar todo el material para equipar la parte nueva del refugio, hoy conocido como el comedor.
Paraná ofreció llevar el material pesado en helicópteros. No sabíamos cómo expresar nuestra alegría.
La cantidad de material a subir era inmensa y pesada.
Las maderas de los bancos del comedor era el gran dilema. Por su tamaño y la incomodidad de subirlo porteándolo entre nosotros los socios, por lo incómodo del sendero, por la imposibilidad de usar caballos o mulas. Y la cantidad de maderas para armar los bancos del comedor, las mesas del comedor, las patas de las mesas, las aberturas, vidrios para las ventanas …en fin, lo cierto es fuimos cargando los helicópteros y haciendo viaje tras viaje.
Ahora, nuestro deber es cuidarlo ya que es nuestra segunda casa.
Este nuevo operativo de trabajo es una buena oportunidad que tenemos los socios de colaborar con el club pues nuestro refugio ya está en pie, solo debemos continuar con las tareas de mantenimiento: reparar el techo para parar las goteras, limpiarlo, arreglar la conexión de agua antes de que llegue el invierno.

digitalizar0005
No vendría mal una buena limpieza de las telas de arañas, del piso, los vidrios de las ventanas, revisar las cortinas, revisar la seguridad de las puertas.
Tarea es lo que falta.
Los esperamos.

Qué cosa tienen los techos

6. qué cosa tienen los techos

Qué cosa tienen los techos que despiertan un encanto especial. Será que la historia de Mary Poppins y el deshollinador caló hondo en mí. O será que uno se siente más cerca del cielo.
Cuando aquella tarde del sábado 10 de mayo de 2013 nos juntamos en el techo del refugio Aurelio Castelli nunca imaginé presenciar lo que presencié. Era el 50º aniversario del resguardo que el Club Andino Córdoba tiene en Los Gigantes. Un macizo ubicado a 80 kilómetros de Córdoba capital.
La consigna de ese fin de semana era juntarse, comer unas buenas pastas y de paso cañazo, arreglar el “refu”, como lo llamamos.
Mi tarea aquella tarde era cebar mates y esperar a que Charly Vignola y Ramón Puente, dos viejos socios (así se definieron ellos) pintaran el techo y le devolvieran ese rojo sangre que alguna vez tuvo. Pero en la mitad de la tarea, vimos cómo desde lo alto de la montaña venía bajando la última comitiva.
Tres mujeres –Nelly Roulet, Cristina Beluatti y Karina Primo–, se unieron a la comitiva de pintura en el techo, en los albores del cielo. Pisando cuidadosamente una escalera que estaba puesta encima del asador, subieron. Alguien me pidió que sacara una foto. “Esto es algo histórico”, me dijo. Ramón y Cristina se reencontraban después de varios años. La sonrisa en sus caras y sus ojos a punto de estallar demostraban cuánto afecto había en ese abrazo y cuán duraderas pueden ser algunas relaciones.
“Estuve en Brasilia, conviví con nativos y sumé experiencias maravillosas”, contaba Ramón, mientras atrás el techo se pintaba casi solo.
Fue este grupo el que, por la noche, contaría anécdotas, en el comedor del refu. La historia del ahorcadito, la primera perdida de Nelly y el sentido de aquella frase que no nos cansamos de repetir: “Lo que pasa en la montaña, queda en la montaña”.
No lo sabía pero el refugio lleva el nombre del primer cordobés perdido en la montaña. Aurelio Castelli iba junto con Carlos Jiménez a escalar el cerro Tres Picos, cerca de El Bolsón. Allá por 1964 (“está en el libro”, me dice Chichí cuando pregunto por fechas) fallecieron en expedición. El refugio lleva su nombre y tres placas lo recuerdan. (http://www.clubandinocordoba.org/noticias/?p=178)
………

El sol está por caer en el terreno de una hectárea que la familia Nores donó al club. Ya vamos bajando. Mañana será un día largo: hay que hacer una malla de contención para que el río no se desvíe y pierda su cauce. Hay que bajar piedras de la montaña. Y hay que arreglar la batería de la pantalla solar.
El grupo de los viejos socios sigue poniéndose al día. ¿Hiciste todo lo que soñaste? ¿Te enamoraste? ¿Sos feliz?, se interrogan unos con otros. Me pregunto qué responderé yo de acá a 30 años.
Lo que aconteció aquella tarde de mayo, sobre el techo del refugio de montaña, fue una de esas instantáneas que quedan impresas en la memoria. Si al fin y al cabo, quién dijo que la vida se mide en línea recta. Bien podría pensarse como un círculo de encuentros y despedidas. Y de momentos. Como éste.

INSTITUCIONAL: Adiós a Cristina Pianelli

Estimados socios y amigos de la montaña:

Con profundo dolor, comunicamos que el pasado miércoles 17 de junio falleció nuestra querida amiga Cristina Pianelli, socia fundadora de nuestro club y excelente compañera.
Su nombre siembre regresa a nuestra memoria, con cariño y nostalgia, cada vez que se recuerdan los orígenes de nuestra institución, creada hace ya 60 años.
Saludamos a sus familiares y amigos, con un fuerte abrazo montañero.

Comisión Directiva del Club Andino Córdoba

VIERNES DE MONTAÑA: Presentación de Libros x2

Retomamos las reuniones de montaña!

El próximo viernes 13 de marzo, desde las 21hs,  se presentarán en la sede 2 libros:

 "El Cóndor Andino en las Sierras Centrales de Agrentina"

de la Dra. Carolina N. Gargiulo

+

"La Magia del Cóndor"

de la Dra. Sandra Gordillo

 

 

Como siempre, luego de las presentaciones, compartiremos los tradicionales choris. 

 

 

 

Por Gustavo Reati

El Club Andino ha perdido un amigo. El 'Grupocho' ha perdido un integrante. La Comunidad Universitaria de Córdoba ha perdido un investigador en el campo de la Biología.


Gustavo Reati ha fallecido. Sí, después de un año de dar batalla en 'su' montaña de la vida, al último desafío que ésta le presentó, ha decidido descansar. Como dijera Lionel Terray en su libro: "…ya bajo otros cielos, otros picos nos esperan", a él, otros desafíos y otras cimas lo verán erguir su larga figura.

 

Gustavo Reati.jpg


Con esa voz pausada y solemne, dueño de criteriosos y prudentes términos, llevó los destinos del C.A.C. durantes varios años. Siendo Gustavo uno de esos eslabones de la fuerte cadena que nuestra Institución siempre tuvo, para permanecer vigente y a la vanguardia del montañismo y la escalada en el Centro del País, durante estos 60 años.
Como a nosotros, nuestra Sede y las anteriores lo vieron entrar. Desde aquel lugar en Arturo M. Bas 636, cuando llegó un miércoles con 17 años, siempre nos perteneció. También como nosotros, abrió la puerta muchas veces, del Refugio Aurelio Castelli, y el Co. de la Cruz lo vió escalar sobre sus paredes. La Cordillera recibió sus visitas y pisó sus nieves y sus acarreos. En el CAC también encontró el amor de Liliana, su actual mujer y tuvieron a Carla, la luz de sus ojos.


El Grupo de ocho que intergró con los 'locos comepiedras' de aquellos años, nunca se disolvió.
Hoy lo despedimos. Ha emprendido su última expedición. Ya bajo otros cielos, otros picos lo esperan.

Su amigo, uno de tantos que supo atesorar,

                                                 Julio Duarte

                                             Vicepresidente C.D.