Por Gustavo Reati

El Club Andino ha perdido un amigo. El 'Grupocho' ha perdido un integrante. La Comunidad Universitaria de Córdoba ha perdido un investigador en el campo de la Biología.


Gustavo Reati ha fallecido. Sí, después de un año de dar batalla en 'su' montaña de la vida, al último desafío que ésta le presentó, ha decidido descansar. Como dijera Lionel Terray en su libro: "…ya bajo otros cielos, otros picos nos esperan", a él, otros desafíos y otras cimas lo verán erguir su larga figura.

 

Gustavo Reati.jpg


Con esa voz pausada y solemne, dueño de criteriosos y prudentes términos, llevó los destinos del C.A.C. durantes varios años. Siendo Gustavo uno de esos eslabones de la fuerte cadena que nuestra Institución siempre tuvo, para permanecer vigente y a la vanguardia del montañismo y la escalada en el Centro del País, durante estos 60 años.
Como a nosotros, nuestra Sede y las anteriores lo vieron entrar. Desde aquel lugar en Arturo M. Bas 636, cuando llegó un miércoles con 17 años, siempre nos perteneció. También como nosotros, abrió la puerta muchas veces, del Refugio Aurelio Castelli, y el Co. de la Cruz lo vió escalar sobre sus paredes. La Cordillera recibió sus visitas y pisó sus nieves y sus acarreos. En el CAC también encontró el amor de Liliana, su actual mujer y tuvieron a Carla, la luz de sus ojos.


El Grupo de ocho que intergró con los 'locos comepiedras' de aquellos años, nunca se disolvió.
Hoy lo despedimos. Ha emprendido su última expedición. Ya bajo otros cielos, otros picos lo esperan.

Su amigo, uno de tantos que supo atesorar,

                                                 Julio Duarte

                                             Vicepresidente C.D.