TREKKING: Relato Quebrada de malambo – 29 y 30 de octubre (Relato)

Trekking por Malambo

 Panoram6.jpg

Una vez más el placer de encontrarnos bien temprano en  paseo sobremonte, esta vez con muchas expectativas, de conocer la Quebrada de Malambo. Una vez listos, partimos con rumbo a la ciudad de Carlos Paz y posteriormente tomamos la ruta a tras las sierras por el camino de las altas cumbres. Ya con unos cuantos metros de altura hechos, en una de sus curvas nos preparamos para la caminata que comenzaba bien fresca y con algo de viento, error si te olvidaste de llevar los guantes! En octubre las alturas de Córdoba todavía son frías. Después de caminar unas horas por el terreno plano de nuestras queridísimas sierras, llegamos al lugar de acampe, un antiguo paraje con los restos de una construcción hecha con grandes ladrillos de adobes, lugar que nos repararía del viento fresco que corría ese sábado. Luego de armar campamento, almorzar y descansar unos minutos, emprendimos nuevamente la marcha. En este tramo el paisaje comienza a cambiar notablemente desplegando la belleza de las nacientes del rio Icho Cruz que esparcen oasis con árboles que van siguiendo el zigzag de los arroyos.

Luego de una hora estábamos en la imponente quebrada de Malambo, que con su abismo nos decía “aprecien este lugar porque no podrán avanzar más allá”. Sus paredones imponentes que invitan a una escalada casi suicida y sus kilómetros de acarreo que llevan millones de años moviendo la sierra. Pudimos recorrerla, explorarla y amigarnos con ella, entre cascadas, cajones y los peñones de rocas que dibujan figuras locas en el paisaje, tuvimos que dejarla atrás porque no podíamos hacer esperar más tiempo a la merienda que nos esperaba  en el campamento, junto con una noche fresca y un cielo dinamitado de estrellas.

Al día siguiente nos levantamos temprano, nos esperaba un largo recorrido de regreso, que por suerte (para nuestras espaldas) era casi todo en bajada. Este camino de regreso no dejaba de tener protagonismo en esta salida, nos fue mostrando nacientes del rio que iban dejando ollas de agua que invitaban a tirarse un chapuzón y los balcones de piedra que impulsaban a capturar excelentes panorámicas. Y así llegamos al tramo “follow the pirca”, este fenomenal paredón  serrano para dividir las tierras construido por el hombre con pesadas rocas y que llega a medir un metro y medio de altura por kilómetros de largo que se pierden en el horizonte. Este camino nos llevaría hasta una zona de pinares donde nos esperaba el almuerzo, que mas que esperarnos se hacía desear. Luego de esta pausa emprendimos la marcha entre un bosque de pinos y un arroyo que nos desafiaban a no mojarnos. Al fin logramos cruzarlo luego de pasar por un puente natural de rocas y siguiendo el curso del agua nos acercábamos al final de este paseo, que nos tenía preparado uno de los lugares más lindos de la salida después de la imponente quebrada. En uno de los codos paradisiacos del arroyo, dejamos plasmada la merienda de ese domingo que nos regaló buen clima y buen paisaje. Luego de esto caminamos unos pocos kilómetros al encuentro de nuestro móvil de regreso que nos llevaría a casa, pero sin antes pasar por algún lugar a compartir el 3er tiempo, un clásico de pizzas y cerveza con gente de montaña que ama la naturaleza y tiene una necesidad compartida.. “caminar por las alturas”
Relatado por Esteban Umaña

 ¡¡MUNCHAS GRACIAS ESTEBAN POR TU RELATO!!

Fotos:Esteban

IMG_1879B.jpg
IMG_2082b.jpg
Panoram4.jpg
Panoram5.jpg

Panoram7.jpg

 Ruta

 malambo.jpg